Índice global de violaciones de derechos humanos, laborales y sindicales CSI 2017

Correo electrónico Imprimir PDF

La violencia y la represión ha aumentado un 10% en el último año

El informe muestra que los intereses corporativos se están anteponiendo a los intereses de los trabajadores en una economía global en que el 60% de los países excluyen todas las categorías de trabajadores del derecho laboral.arton18767-3794c

“Cuando negamos la protección del derecho laboral a los trabajadores, estamos creando grandes diferencias dentro de la fuerza del trabajo, donde los gobiernos y las grandes empresas renuncian a asumir sus responsabilidades, especialmente en aquello que hace referencia a los trabajadores migrantes, trabajadores domésticos y aquellos que tienen contratos de corta duración. En masa países los derechos democráticos y fundamentales no se respetan por parte de los intereses empresariales”, ha dicho Sharan Burrow, secretaria general de la CSI.

El índice global de derechos de la CSI 2017 establece un ranking de 139 países según 97 indicadores reconocidos internacionalmente que sitúa cuáles son los lugares donde los derechos de los trabajadores están más muy protegidos legalmente y a la práctica.

Los elementos más relevantes del informe son:

  • 88 países excluyen determinados colectivos de trabajadores de la protección del derecho laboral.
  • Alrededor de tres cuartas partes de los países niegan a todos o a algunos trabajadores su derecho de huelga.
  • Alrededor de tres cuartas partes de los países niegan a todos o algunos trabajadores el derecho a la negociación colectiva.
  • De los 139 países encuestados, 50 niegan o limitan la libertad de expresión y la libertad de reunión.
  • El número de países donde los trabajadores están expuestos a violencia física y amenazas ha aumentado un 10% (de 52 a 59 países) y entre ellos Colombia, Egipto, Guatemala, Indonesia y Ucrania.
  • Hay 11 países donde se ha asesinado sindicalistas: Bangladesh, el Brasil, Colombia, Guatemala, Honduras, Italia, Mauritania, México, Perú, las Filipinas y Venezuela.

“No hay que mirar más allá de estos datos escalofriantes para entender por qué las desigualdades económicas son las más grandes de la historia moderna. A los trabajadores se los deniegan los derechos básicos mediante los cuales pueden organizarse y negociar colectivamente por una distribución más equitativa de la riqueza. Esto, junto con las crecientes restricciones en la libertad de discurso, está haciendo crecer el populismo y amenaza el sistema democrático,” declara Sharan Burrow.

El informe establece cuáles son los diez países peores, este 2017, en aquello que hace referencia a los derechos laborales. Estamos hablando de Bangladesh, Colombia, Egipto, Guatemala, el Kazajistán, las Filipinas, Qatar, Corea del Sur, Turquía y los Emiratos Árabes.

Las Filipinas, Corea del Sur y el Kazajistán forman parte de este grupo por primera vez este año.

Un golpe más, África norteño y los países del Oriente Medio se han considerado como las regiones que peor tratan sus trabajadores, con el sistema de la kafala en los países del Golfo, que todavía somete a la esclavitud a millones de personas. La negación absoluta de derechos básicos a los trabajadores se mantiene todavía en la Arabia Saudí. En países como Irak, Libia, Siria y el Yemen, los conflictos y la violación de la ley implican que los trabajadores no tienen ninguna garantía laboral.

Como consecuencia del conflicto abierto en el Yemen, 650.000 trabajadores del sector público hace más de ocho meses que no cobran, mientras se han destruido cuatro millones de puestos de trabajo del sector privado, incluidos los derivados de operaciones de multinacionales como Total, G4S y DNO, que han dejado estas familias en la indigencia. La ocupación de Palestina también implica la negación de los derechos de los trabajadores y la imposibilidad que estos encuentren puestos de trabajo dignos.

Las condiciones en la África también se han deteriorado, especialmente en el Benin, Nigeria y Zimbàbue, que se han convertido en los países con las peores condiciones laborales, y donde podemos encontrar casos de suspensión y despido para ejercer acciones legítimas de huelga.

La Confederación Sindical  Internacional (CSI) hace más de treinta años que recoge datos sobre las violaciones al mundo contra los derechos de los trabajadores, los de los sindicalistas y la negociación colectiva. Este es el cuarto año que la ITUC ha presentado sus conclusiones a través del índice global de derechos, poniendo un especial énfasis en como las leyes gubernamentales y las prácticas empresariales se han deteriorado o mejorado en los últimos doce meses.

En Corea del Sur, Han Sangre-gyun, Presidente de la Confederación de Sindicatos de Corea, está encarcelado desde el año 2010 para organizar manifestaciones públicas durante la revolución de las velas, para evitar que la actualmente depuesto gobierno de Parks aprobara leyes laborales contrarias a los trabajadores.

Los líderes sindicales en el Kazajistán fueron arrestados únicamente y exclusivamente para convocar una huelga. En las Filipinas, el clima de violencia y de impunidad se ha extendido durante el mandato del presidente Duarte, y esto ha tenido un impacto profundo en los derechos de los trabajadores.

Las condiciones de trabajo se han empeorado también en otros países como Argentina, el Brasil, el Ecuador y Myanmar.

Argentina ha experimentado un aumento de la violencia y de la represión por parte del estado y de las fuerzas de seguridad privadas —en un caso, 80 trabajadores resultaron heridos durante una concentración para mejorar salarios y condiciones. Durante el periodo de preparación de los Juegos Olímpicos de 2016 en el Brasil, el sector de la construcción sufrió un aumento significativo de casos de explotación laboral y el desmantelamiento de la legislación laboral que llevó a cabo el gobierno brasileño el año pasado provocó una fuerte disminución de las normas laborales. Al Ecuador, los líderes sindicales tienen prohibido hacer declaraciones y sus oficinas han sido objete de saqueos y ocupadas por el gobierno. Los problemas en el sector del textil en Myanmar persisten, con largas jornadas de trabajo, salarios bajos y malas condiciones de trabajo agravadas por graves deficiencias en la legislación laboral que hacen extremadamente difícil que los sindicatos se registren.

“El reto es que los gobiernos acepten que su responsabilidad es gobernar para las personas y no sólo por los intereses de las grandes empresas, haciendo leyes que respeten los estándares laborales internacionales. Incluso bajo las circunstancias más opressives, los trabajadores continuarán organizando sindicatos, y es hora que los políticos los apoyen en vez de pisar sus derechos” declara Sharan Burrow.

El índice global de derechos de la ITUC 2017 clasifica los países del uno al cinco según 97 indicadores, con una puntuación global que sitúa en los países en cinco categorías diferentes.

Violación puntual de derechos: 12 países, incluidos Alemania y el Uruguay.
2. Violación reiterada de derechos: 21 países, incluidos el Japón y Sur África.
3. Violación habitual de derechos: 26 países que incluyen Chile y Polonia.
4. Violación sistemática de derechos: 34 países que incluyen el Paraguay y Zambia
5. No se garantizan los derechos: 35 países que incluyen Egipto y las Filipinas.
5+ ninguna garantía de derechos como consecuencia del hundimiento del estado de derecho: 11 países, entre ellos Burundi, Palestina y Siria.

Llegir l'informe: Índice Global de los Derechos 2017 de la CSI
Descargar el mapa del Índice Global de los Derechos de la CSI
Descargar la ilustración sobre el Índice Global de los Derechos de la CSI – Violación de los derechos de los trabajadores/as
Descargar la ilustración sobre el Índice Global de los Derechos de la CSI – Los diez peores países del mundo para los trabajadores y trabajadoras

 
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Buscar