SALTAR LA VALLA

Correo electrónico Imprimir PDF


La expo que os invitamos a ver es A PIE DE VALLA del fot-periodista comprometido JOSÉ ANTONIO SEMPERE en la Biblioteca Pare Miquel hasta el 8 de junio.

La expo es una compilación de fotos tomadas en Ceuta sobre el salto a la valla que preparan los migrantes que se  acumulan para superar la frontera sur de la Unión Europea a la busca de un futuro prometedor, huyendo de un presente sin esperanza.

Antonio Sempere muestra en 50 instantáneas la secuencia de un salto que pone en cuestión, un golpe más a lo largo de un viaje rellenado de durísimas experiencias, la tenacidad de unos seres humanos que quieren conseguir un sueño, como tantos individuos y poblaciones han hecho a lo largo de los tiempos. La valla es una última prueba antes de acceder al “paraíso europeo”.

Los migrantes, muy organizados en campamentos escondidos, esperan el día propicio: una coincidencia, la descoordinación de los guardas, una declaración política “desafortunada”... Será cuando puedan sortear los golpes de los gendarmes y se ensarten a una alta valla que no sólo los impide el paso sino que los espera para desangrarlos “gracias” al aciago ingenio de las desafortunadas “concertinas”.

Si consiguen hacer el salto hacia el sueño, la euforia inicial empezará a desvanecerse pronto y el golpe moral que recibirán tan solo se amortiguará gracias a los voluntarios y ONG’s que curaron sus heridas y les harán saber sus exiguas posibilidades de legalización.

SINDICALISTES SOLIDARIS quiere dar a conocer esta vergonzosa realidad y llevará esta exposición allá donde sea pedida. No os la perdáis!

El Salto

“Llega el día. Han decidido organizar avanzadillas hasta las cercanías del perímetro fronterizo. Unos van hacia el lado del monte y otros bajan hacia donde acaba la alambrada, en el espigón, donde empieza el mar. Comprueban que puede ser el día y los representantes de cada grupo se reúnen para acordar la estrategia a seguir y esperan a la noche. Dejan atrás todo lo que les estorbe en caso de tener que subir los 7 metros de altura que es lo que mide la verja, concertinas incluidas, o en el caso que tengan que bordear el espigón. Sus vidas están en juego.

Han llegado y han sido captados por las cámaras térmicas que cubren todo el vallado. Esta vez han sorprendido a la Guardia Civil. Los militares marroquíes al sentirse amenazados usan toda la fuerza bruta y reprimen a ‘porrazos’ para evitar la entrada. Han sobrepasado el dispositivo de Marruecos y se encaraman a la valla. Esta vez lo han conseguido por el monte y la policía española no ha conseguido contener a todos. Entran a España y corren hacia los montes cercanos donde ya nadie les puede parar. Algunos lo han conseguido. Muchos están heridos, cortes, huesos rotos y muchos con visibles heridas causadas por los palos del lado marroquí.

Se activa el dispositivo de actuación y acude la Cruz Roja para atenderles en primera línea. Muchos han conseguido entrar. Los menos no han podido, debido a que han sido interceptados antes de llegar a la parte española de la valla. Su suerte está echada porque serán conducidos de nuevo al sur de Marruecos. Algunos abandonan la idea y vuelven a sus países, otros sin embargo nos dicen que ‘entrar o morir’ en el intento. Muy duro, pero real”.


 
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Buscar